No es de extrañar que cada vez sean más los vecinos que busquen una reparación de fachadas en Santander que incluya un buen servicio de reparación de fachadas ventiladas. Los motivos principales son la propiedad de buen aislante térmico y acústico, y el ahorro energético que se produce al potenciarse la ventilación natural.

Pero por si aún te sigues preguntando que en qué puede beneficiarte, la respuesta es muy sencilla. Todas aquellas personas que se planteen una reparación de fachadas en Santander contando con este sistema podrán ahorrar dinero tanto en calefacción como en aire acondicionado, además de potenciar la estética del edificio. Por ello, resulta ideal para fachadas de edificios de viviendas.

Por si aún no has entendido de qué forma estarás ahorrando dinero, deberás conocer el modo de actuación de las fachadas ventiladas. En las épocas de frío e invierno, la capa actúa como aislante térmico, por lo que el calor que se genere en las viviendas no se escapará al exterior. Ahí es donde nos estaremos ahorrando bastante dinero en calefacción extra. Lo contrario sucede en épocas calurosas; en el hueco resultante entre el edificio y el cerramiento creado se renueva el aire continuamente gracias a dicha cámara creada, por lo que también ahorrarás a la hora de tener que mantener el aire acondicionado durante mucho tiempo encendido.

Otros de los motivos por los que deberías plantearte esta incorporación son la gran durabilidad que presentan estas instalaciones, ya que los materiales empleados no requieren ningún mantenimiento, además de ser bastante resistentes a los cambios meteorológicos.

Además, debes tener en cuenta que existen varios tipos de instalaciones: desde el revestimiento de paneles exteriores ligeros (con piedra, madera, metal o cerámica) hasta mantas aislantes térmicas colocadas en las paredes del edificio. En cualquier caso, desde Fachadas Arlberg te asesoraremos acerca del proyecto que más se adecúe a las necesidades de tu edificio.