El mantenimiento y la reparación de cubiertas y tejados en Santander son de vital importancia para evitar humedades y problemas mayores debido al clima que hay en esta zona.

No solo protegen contra las condiciones climatológicas, sino también de la radiación ultravioleta. Debido a todo esto, como hemos comentado, una reparación de cubiertas y tejados en Santander es esencial para un buen estado de la vivienda.

Para un buen mantenimiento de un tejado, lo primero en lo que hay que fijarse es en los puntos críticos que posee, es decir, por ejemplo en la zona de la chimenea y las posibles ventanas del tejado, que son partes que están más expuestas a los elementos meteorológicos.

Una vez identificados los puntos críticos, lo que se debe hacer es impermeabilizar bien las juntas y comprobar su estanqueidad, así como asegurarse de que la evacuación de agua en caso de lluvia es eficaz y completa.

Es importante también ejecutar un análisis visual y comprobar si existen grietas en algún punto, si alguna teja se encuentra partida o falta alguna de ellas y repararlas cuanto antes, ya que, si no, suponen un riesgo muy alto para la aparición de goteras y humedades.

Debido al clima de Santander, es recomendable antes de empezar la época de lluvias que se realice una limpieza de los canalones y vías de desagüe del tejado. Sobre todo si vives en una zona con vegetación, ya que las hojas y ramas en caso de tromba de agua (muy típica de Santander) podrían ocasionar serios problemas a la vivienda si esas precipitaciones no se evacúan en condiciones.

Todos estos procesos los deben realizar profesionales altamente cualificados y con su debida experiencia. En Fachadas Arlberg ofrecemos todos estos servicios con la máxima calidad y con una excelente profesionalidad. Consúltanos sin compromiso y ponte en buenas manos con nosotros.